¿Obsesión por la perfección?

En la actualidad, hay una constante preocupación por tener un cuerpo perfecto y un rostro hermoso, por lo que las cirugías plásticas y los tratamientos estéticos han tendido mucho auge en los últimos años. El constante deseo de obtener un cuerpo que cumpla con lo dictaminado por la sociedad puede provocar en la persona una distorsión de la realidad, esto no quiere decir que la persona tiene un trastorno o algo por el estilo, el problema está cuando el individuo se centra tanto en este factor que ya causa consecuencias a nivel psicológico.

Cuando la persona ya presenta una obsesión por este tipo de tratamientos, ya puede considerarse como un trastorno, llamado: Dismórfico corporal. Este padecimiento no había sido tomado tan enserio, pero con todas las facilidades que la medicina ha proporcionado, las personas tienen más accesibilidad a ellas por lo que puede convertirse en una obsesión. Se ha considerado que la dismorfofobia puede ser detonante de diversas enfermedades como lo son los trastornos alimenticios, depresión, esquizofrenia, entre otros.

Se puede definir como la ansiedad excesiva que tiene una persona por su imagen física, esta preocupación se detona en cambios de humor repentinos y en dificultades para socializar ya que se aferran testarudamente a conseguir una imagen que los complazca, por lo que se someten a cirugías y a tratamientos. El detalle es que nunca están conformes por lo que regularmente están en quirófanos y spas.

Es considerable mencionar que lo que consideran ellos como defecto va encaminado hacia áreas del rostro, de la estructura corporal y unas que otras por el tamaño de los genitales. Este tipo de individuos pueden generar tres cambios conductuales:

1.  Evitación- Cuando se presenta esta característica en el individuo, tiende a rechazar ciertas actividades que le crean inseguridad o desaprobó hacia su persona. Como lo son evitar lugares donde se reúnen las personas, los espejos ya que niegan su imagen o simplemente a reunirse con alguien. Esto puede provocar el aislamiento total de la persona, lo que induce a la depresión y en casos más severos, al suicidio.

2. Comprobación- A diferencia del anterior, la persona siempre busca la aprobación de los demás y cae en una conducta de aseguramiento, es decir, necesita de palabras alentadoras y favorables que la elogien. Esto con el objetivo de controlar momentáneamente sus preocupaciones acerca de sus defectos.

3. Exceso- Es tanta la necesidad del individuo por obtener la perfección que constantemente se está realizando tratamientos cosméticos, quirúrgicos y de otros tipos. El detalle es que por cualquier cosa ya quieren arreglarlo mediante estos métodos.

Los sujetos que presentan este trastorno tienen que acudir con un especialista que los ayude a salir de esa crisis y que, si desean seguir con ese tipo de rutina, tienen que buscar alternativas que no siempre involucren las intervenciones quirúrgicas, como lo es el botox en Tijuana. Es importante determinar hasta qué punto la persona está tan obsesionada con un cuerpo perfecto porque las preocupaciones, las distorsiones de su perspectiva de imagen, el autonegarse y las creencias que tiene, puede afectar gravemente al individuo y a todos los que lo rodean