Estudio la universidad ¿Necesito una tarjeta de crédito?

La etapa universitaria es un periodo en el que muchos estudiantes se encuentran limitados económicamente por tener que repartir parte de su tiempo para los estudios y el trabajo, la mayoría de ellos viven con sus padres ya que no cuentan con el suficiente capital económico para sustentar los gastos de una casa o departamento propio, por lo que pensar en un compromiso como el pago de un crédito puede sonar complicado o hasta imposible. Actualmente existen tarjetas de crédito dirigidas especialmente a estudiantes universitarios en la que el único requisito es contar con menos de 25 años, este tipo de tarjetas tiene un límite de crédito entre los $3000 y $5000 pesos para evitar complicar las deudas a este perfil de usuario.

De acuerdo con el estudio realizado por La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) “Cultura financiera de los jóvenes en México”, el 71% de los encuestados declara haber solicitado alguna tarjeta de crédito.

Este tipo de tarjetas de crédito para estudiantes universitarios son perfectas para iniciar el camino de los jóvenes en las finanzas, comenzar a generar un historial crediticio, un requisito indispensable para solicitar préstamos mayores, por ejemplo, para adquirir un carro o una casa. Es importante conocer desde esta etapa de la vida cómo funcionan los créditos y cuidar el historial crediticio o buró de crédito, aquí te compartimos 5 tips para mejorar tu buró de crédito y estrenar casa.

Es importante también saber distinguir entre una tarjeta de débito y de crédito para que las personas elijan la que se ajuste mejor a sus características y necesidades. En un artículo publicado por BBVA, se marca la diferencia entre estas dos tarjetas de la siguiente manera: “Mientras que en las tarjetas de débito el pago se carga directamente en la cuenta del titular, en las de crédito se contrae una deuda con el banco que se puede saldar a fin de mes, a través de un porcentaje mensual estipulado o bien mediante una cuota fija”. Además las tarjetas de crédito otorgan la financiación para pagar determinados productos o servicios a plazos, una opción que no incluyen las de débito.

Una de las principales ventajas, como se mencionaba anteriormente, es que la tarjeta de crédito para universitarios además de sacar de apuros al estudiante le permite comenzar a formar un historial crediticio, que pueda brindarle seguridad en un futuro. Lo más importante es mantener una adecuada planeación financiera, conocer la capacidad de pago y endeudamiento, para mantener un correcto manejo del crédito y evitar inconvenientes.

Algunas opciones de tarjetas de crédito para estudiantes universitarios son las siguientes:

  • Santander Zero (Santander)
  • B Smart Universidades (Citibanamex)
  • Vas (Banco Azteca)

Esperamos que este artículo haya sido de tu utilidad y haya podido resolver algunas de tus dudas.