¿Cuáles son las características que forman a un profesional?

En todas aquellas profesiones que conllevan el servicio al público, es necesario que los profesionistas cumplan con ciertas características que forman la integridad del individuo. La ética, la moral y los valores, son elementos que se relacionan con la conducta y la misión de cada profesión. Para que una persona llegue a alcanzar su objetivo, es necesario que su comportamiento vaya acorde a las bases o elementos antes mencionados.

Tanto la ética, la moral y los valores, deben de cumplir con las actividades realizadas, por ejemplo, con los abogados en Tijuana, donde sus acciones de defensa al cliente van estrechamente relacionadas con estos principios.

¿Qué es la ética y moral?

Puede que al principio se crea que estos dos conceptos comparten el mismo significado debido a que parten de una misma etimología, pero se diferencian según su aplicación. La moral son normas de vida establecidas por una sociedad que se basan en la práctica de buenas costumbres. Es importante recalcar que la moral no es lo mismo que moralidad, la moralidad son actos específicos que lleva a cabo un individuo de acuerdo a la moral.

Se puede decir, de manera sencilla, que la moral son los principios, normas y valores que rigen nuestro comportamiento, estas nos hacen actuar de una forma definida. Una de las diferencias más considerables entre ética y moral es que la moral actúa desde el exterior- acciones; mientras que la ética es de manera interna- nivel teórico de la reflexión.

Ética personal

Desde que el humano empezó a vivir en comunidad, se vio a la necesidad de formar sus propios códigos éticos los cuales serían la base para su comportamiento, valores, formación y criterios personales. Dentro de la misma ética, existen conceptos que forman el criterio de este elemento.

Egoísmo: Es esta forma de pensar y actuar en la que el individuo se centra únicamente en su bien personal. Se puede dividir en egoísmo psicológico (determina a actuar de manera egoísta), ético (según dicta la moral), y racional (según la razón). El egoísmo ético es una normativa que nos señala el cómo debemos de comportarnos, al igual, es esta idea en la que cada quien debe buscar exclusivamente sus propios intereses.

Individualismo: Se conoce como la corriente que defiende la libertad del individuo. Para entender lo que comprende este concepto, lo podemos dividir en varias clases.

Individualismo ético: La moral es un asunto meramente individual, es el individuo el creador de los criterios de evolución moral. Es la misma persona quien puede juzgar sus propias acciones ya que el mismo goza de autonomía y dignidad.

Altruismo: Es ese comportamiento que beneficia a un individuo, este no necesariamente favorecerá a aquel que lo realiza, pero sí a su grupo perteneciente, fortaleciendo al grupo. A pesar de que ha sido un comportamiento que se generó desde los primeros hombres, estas conductas aún prevalecen debido a que las normas de conducta que más tiempo duran son las que perduran, es decir, la ética es adaptativa.

Finalmente se puede decir que el conjunto de estas virtudes que posee una persona tienden a determinar la formación de un individuo; es por esto que estas cualidades deben de estar muy presentes dentro del ámbito laboral de un abogado o de cualquier sujeto que trabaja con la finalidad de servir a la sociedad.